La perfección se logra no cuando no hay nada más que añadir, sino cuando no hay nada más que quitar.

Pinéalo en Pinterest

Compartir