Blackmagic Design ha comunicado que se utilizaron Cinema Cameras EF para filmar escenas de acción complejas durante el rodaje de “Los Mercenarios 3”. Paul Hughen (ASC), director de fotografía de la segunda unidad, colocó las cámaras en el medio de la acción para lograr tomas increíbles que incluyen carreras de automóviles, persecuciones en lanchas y secuencias de alto voltaje.

Los Mercenarios 3

En esta nueva entrega, el grupo de mercenarios regresa para luchar contra Conrad Stonebanks, uno de los líderes originales del equipo que se ha convertido en un despiadado traficante de armas cuyo objetivo es destruir a sus ex colegas. Con una dosis de acción y aventuras garantizada, la película tiene un elenco estelar que incluye a Sylvester Stallone, Jason Statham, Jet Li, Dolph Lundgren, Randy Couture, Terry Crews, Arnold Schwarzenegger, Wesley Snipes, Antonio Banderas, Mel Gibson, Harrison Ford, Kelsey Grammer, Victor Ortiz, Ronda Rousey y Kellan Lutz.

“Necesitaba una cámara para las escenas de acción que ofreciera la máxima resolución y fuera fácil de manejar, y además quería que las imágenes en estas escenas fueran tan nítidas como las captadas por la unidad principal”, señaló Peter Menzies, director de fotografía. “Las imágenes en formato RAW de la Cinema Camera de Blackmagic brindan la mejor calidad posible en una cámara tan compacta y versátil. Son sumamente nítidas y tienen una gran latitud”.

“El diseño de la cámara resultó ideal para varias posiciones complejas que Dan Bradley (director de la segunda unidad) tenía en mente”, explicó Paul. “Queríamos montar las cámaras sobre diferentes tipos de vehículos con la menor cantidad de soportes posible. Las colocamos en barcos, tanques y camiones, e incluso en una de las escenas más apasionantes sujetamos tres Cinema Cameras a la parte delantera y los costados de un tren militar a alta velocidad”.

La ligereza de las cámaras también permitió a Paul amarrarlas a motocicletas, ya que gracias a su diseño compacto fue posible evitar en gran medida el uso de soportes y cables, garantizando de este modo la seguridad del conductor. “La cámara era tan fácil de usar que muchas veces simplemente se la dábamos al doble y este las encendía y corría con ellas sobre trenes o la llevaba en la parte trasera de un Jeep. Gracias a su peso ligero y la facilidad de manejo, pronto se convirtieron en el caballo de batalla de la unidad”, indicó Paul.

Debido a la naturaleza propia de las escenas de acción, Paul y su equipo sabían que las Cinema Cameras podían sufrir daños. Aunque su diseño compacto en muchos casos permitió el uso de protectores metálicos, en otras ocasiones no había más remedio que sujetarlas al vehículo y simplemente esperar que no pasara nada. Por lo tanto, el precio fue un factor decisivo.

“El hecho de que la Cinema Camera fuera económica resultó fundamental a la hora de decidir filmar con ella. Sin embargo, durante el rodaje, solo perdimos una cámara y las tomas que logramos compensaron con creces el coste de reemplazar la unidad”, expresó Paul. “La cámara que se rompió estaba sujeta al piso de un ascensor que iba cayendo en picada. Al rodar la escena, encendimos la cámara y dejamos que cayera con el ascensor nueve pisos hasta el fondo del ducto. La cámara no sobrevivió la caída, pero la unidad SSD estaba protegida y pudimos recuperar la información de la misma para obtener imágenes sorprendentes.”

Rodaje de los Mercenarios 3

Pinéalo en Pinterest

Compartir